LEONES Y GACELAS



Hace poco descubrí una dura realidad. Que una víctima tenga varios abusadores es mucho mas habitual de lo que se cree. Tengo una amiga, con la que suelo comentar algunas entradas. Ella, que también es una superviviente, desde muy pequeña ya conocía a “guarros” que la acosaban de alguna manera. Masturbarse en su presencia, tocarla en el autobús o decirle cosas obscenas, incluso alguno intentó sobornarla con regalos, a cambio de volver solo para que le viera correrse. Mi amiga creía de niña que todos los hombres se comportaban así. Para rematar, sufrió varias violaciones por parte de un familiar un verano de su etapa final de la infancia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...